REFLEXIÓN NAVIDEÑA


Finalmente ya sea con gente cercana, confinad@s por voluntad propia, o solos, estoy casi segura de que todos nos estamos pasando con la comida, con dulces y caprichitos que nos ponen a la vista en supermercados y tiendas de alimentación; porque no hay nada mejor que comer a gusto deleitando al paladar con lo que más le agrada, con lo que a través de él, nos relaja, nos hace sentir plenos y agradecidos; y si a esto le añadimos una buena sobremesa con diálogos diversos y una copa de buen cava o un vino moscatel, ¿que más podemos pedir?

AMIG@S; no me cansaré de decir que muchos, muchísimos de nosotr@s somos afortunados por no carecer de lo más necesario; por poder dormir en una cama mullida con edredones que nos mantienen abrigados manteniendo nuestro calor corporal; por poder desayunar lo que nos apetece, comer lo que nos venga en gana, y cenar ligero por voluntad propia.

Pero no me olvido de las personas inocentes que están en cárceles despiadadas, de las que han sido juzgadas por defender derechos humanos básicos, de los REFUGIADOS a los que nadie quiere tenderles una mano porque los intereses monetarios pesan más que cualquier vida. 

Que tristeza y impotencia siento, cuando recuerdo todo eso; cuando veo que aunque ayude dentro de mis justas posibilidades no logro llegar hasta ell@s, hasta esos hombres, mujeres, niños y adolescentes demacrados, que lloran sin esperanza de futuro, me gustaría cogerles la mano y mirándoles a los ojos decirles "estoy contigo".

Mi alma llora con ellos más de una vez; y me pregunto porque tiene que suceder eso en pleno siglo XXI  :(

No quiero sentirme culpable, porque yo no he provocado ni directa ni indirectamente que suceda eso, pero si que tengo el deber de AGRADECER a cada momento lo que tengo, que aunque a veces monetariamente, no es todo lo suficiente que merecería para poder vivir momentos que me gustarían, si que tengo la gran suerte de despertar bajo un techo, y moverme a gusto entre "mis cosas" que aunque no sean de marca ni de precios elevados, si que me permiten disfrutar de la vida de MI VIDA, que tanto aprecio.

Si os fijáis veréis que en estos días  que se mueven ENERGÍAS BENIGNAS, todos estamos más sensibles, más abiertos al AMOR, a DAR y a COMPARTIR; pero esto es una FALSA ILUSIÓN, un engaño del EGO que nos lleva a querer sentirnos felices aún viendo todo lo que nos rodea, que en cuanto a NEGATIVIDAD no es poco.

Es complicado por no decir IMPOSIBLE cambiar el mundo, una vez con una de mis primas y sus dos hijas, comentábamos acerca de si había más gente buena que mala, su hija mayor y yo dijimos que abundaba más la mala, ella en cambio se decantaba por la buena. 

¿Buena? pero si desque que el Homo Habilis existe, todo ha sido una lucha de PODER, una esclavitud del EGO del que no queremos escapar, estamos atrapados en su carcel, en su comodidad, en su prepotencia.

Para que el mundo disfrute de BIENESTAR tendríamos que cambiar tantas y tantas cosas que no dependen solo de nosotros, que es una falsa quimera pensar que vamos a lograrlo. Pero podemos hacer algo al respecto, podemos empezar cambiando nuestra actitud con los más cercanos, vamos a escucharles sin interrumpir, sugerirles sin imposiciones, aceptando sus puntos de vista sin juzgarlos, en una palabra derrochar COMPRENSIÓN Y AMOR que son dos ingredientes que logran que el ser humano recapacite y asuma cambios.

A veces no es necesario entrar en demasiadas polémicas para transmitir una actitud benévola, simplemente con el silencio o una sonrisa benigna en la mirada, se puede dar a entender que nuestra opinión es otra y nuestro interlocutor a buen seguro que en soledad se hará preguntas y intentará hallar las respuestas.

Lo importante es AMAR SIN ESPERAR

DA LO QUE TIENES, Y RECIBIRAS LO QUE NO TIENES

Esa es mi máxima, y nunca me ha fallado para no carecer de nada. 

He sido, soy y seré imperfecta; pero siempre he compartido sin esperar demasiado; si acaso una sonrisa o una palabra amable, un acercamiento que me hiciera saber que algo de mi esencia llegaba a mi prójimo, con eso me ha bastado.

La NAVIDAD es un día importante para mi, lo llevo viviendo con ILUSIÓN desde que tuve conocimiento.

Vamos a celebrarla como el NIÑO hubiera querido.

Con ARMONÍA, AMOR, Y PAZ ENTRE LOS
HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD.
Conxita. B.  ^:^


Foto Ángeles: aquí

Comentarios

  1. Yo también pienso que hay más gente buena que mala pero lo dañino siempre se hace notar más.
    Creo que cuando somos peores es cuando formamos parte de un grupo o masa pero individualmente podemos llegar a ser extraordinarios.
    Hay guerras y destrucción pero detrás de eso hay unos pocos individuos, los demás son peones obligados a hacer cosas terribles, por la causa que sea, miedo, obligación, ignorancia.
    No podría vivir pensando que el ser humano es de todo menos humano. Hay tantas historias maravillosas que oímos o vemos que solo por eso vale la pena pensar positivamente.
    Somos muy afortunados, tenemos más de lo que necesitamos y vivimos sin apreciarlo o queriemos más, en la mayoría de los casos se valora cuando ves que todo el lujo del mundo no puede comprar la salud que se te va o un abrazo sincero.
    Un beso, preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo ARACELI, el dinero no sirve para la SALVACIÓN PERSONAL, a la vista están esos grandes actores, empresarios, cantantes y gente con buena posición monetaria que terminan mal... y si el dinero les sirviera, no se desesperarían como vemos a diario.
      En cuanto al bien y el mal, sigo pensando que no hay gente MALA, pero tampoco es BUENA, porque si abundara ya se habrían terminado las GUERRAS los DESPRECIOS, la ENVÍDIA, y EL MALTRATO.
      UN ABRAZO AMIGA QUERIDA ^:^

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

REDONDO DE POLLO CON FRUTOS ROJOS ( De Luxe Lidl )

EL CALDO BLANCO DE MI MADRE (escudella catalana, receta Navideña)