CREMA DE LENTEJAS Y TOSTADA CON AGUACATE


Creo, que alguna vez os he dicho, que no me puedo acostar con hambre porque sino no duermo bien.

Voy dando vueltas por la cama hasta que me tengo que levantar, comerme una tostadita con un pedacín de Maasdam; queso ni muy salado ni dulce, ni muy tierno ni muy curado, ni muy blando ni muy duro; a mi personalmente me encanta; y casi nunca estoy sin el.

Para conservarlo durante una semana o más, una vez abierto y sacado de su envase, lo envuelvo con papel de cocina y lo meto en una bolsita de bocadillo, la cierro hermeticamente con una pinza y lo meto en la nevera. El papel va absorbiendo la humedad y así no se enmohece.

Si es necesario a lo largo de los días, y tal como lo abro y corto, le cambio el papel que ya se ha humedecido un poco y así me aguanta al menos 2 semanas perfectamente.

Cuando vuelvo a acostarme después de este pequeño refrigerio, en cuestión de 10 minutos ya estoy tan a gusto soñando con los angelitos. :)))))

Con esta crema, y una tostada de pan de semillas con aguacate;  espolvoreada con sal pimientas y hierbas, tuve una cena estupenda, muy nutritíva y fácil de preparar.

PREPARACIÓN DE LA CREMA DE LENTEJAS para 4 raciones:

Pondremos a pochar una cebolla morada y una zanahoria muy grande o 2 de tamaño mediano troceadas, en 3 cucharadas de aceite de oliva.

Las espolvorearemos con un cubito de caldo vegetal desmigado; dos o tres vueltas de molinillo de pimientas, hierbas y sal marina; añadiremos un pellizco de tomillo; y cubriendo la sartén, dejaremos que se hagan las hortalizas por espacio de 8 minutos a fuego moderado, mezclando de vez en cuando, y procurando que no se doren demasiado.

Transcurrido este tiempo, agregaremos un bote de lentejas cocidas; las mías no llevaban conservantes; por lo tanto las añadí tal cual.

Las mezclaremos con el sofrito, y agregando agua embotellada que las cubra y un poco más, las llevaremos a hervir por espacio de 25 minutos, rectificando de sal si fuera necesario, siempre con la cacerola cubierta.

Salieron cuatro cuencos de tamaño suficiente, para una cena llenadora pero a la vez ligera.

Para la tostada con aguacate, simplemente tostaremos el pan; abriremos un aguacate que esté en su punto, y machacando una mitad de su pulpa (sin el hueso) con el tenedor, la extenderemos sobre la tostada y la espolvorearemos con el molinillo de sal, pimientas y hierbas de Mercadona. Podéis añadirle unas gotitas de aceite; pero el aguacate ya es muy rico en grasa benéfica y no lo va a necesitar; aunque lo dejo a vuestro gusto. 

Guardaremos la otra mitad con su semilla, envuelta en papel film dentro de la nevera y la consumiremos sin sobrepasar las 24 horas antes de que se oxide.


Cena super rica y fácil ¿no os parece?

PUES NADA QUERID@S; CON LAS FOTOS OS DEJO ^:^

Conxita


Gatita callejera, elije a una perrita como su mamá. Ved este VÍDEO tan tierno.


Receta, preparación y Fotos para este blog: Conxita

Vídeo gatito-perrita: en el mismo indicado

Comentarios

Entradas populares de este blog

REDONDO DE POLLO CON FRUTOS ROJOS ( De Luxe Lidl )

LOMO DE MERLUZA CON PATATAS, GUISANTES, Y GAMBITAS EN ESTUCHE DE VAPOR LÉKUÉ Y HORNO MICROONDAS