SPAGHETTI CON COL DE INVIERNO Y COMINO ( Y porque a la mayoría de niños no les gustan las verduras)


Creo que si queremos mantener la salud; una buena opción, es integrar verduras y tubérculos en nuestros platos cotidianos.

Ya sabemos que muchos niñ@s los rechazan; quizás porque desde pequeños las han visto como un castigo y no como una bendición.
Ya os comenté que a pesar de que me encantan los carbohidratos y los como a diario (con medida), siempre los acompaño con hortalizas de estación, porque me da la impresión de que me nutro mejor, de que tengo a raya mi colesterol y mi glucosa, y que los minerales no faltan dentro de mi cuerpo para dar resplandor a mi piel y mantenerme lo mejor posible dentro de mi edad.
En la mano de los padres está fomentar en los niños, el "cariño" hacia las verduras; y enseñarles desde muy pequeños que deben formar parte de su alimentación diaria si quieren estar sanos y fuertes.
No deberíamos "disfrazar" los platos, para que los pequeños no noten que están comiendo verdura; sino que una variedad de color en el plato debería ser suficiente para que aprendan a amar estos alimentos tan necesarios.
Pero teniendo en cuenta que cada niño es un mundo y los hay muy "tercos" a la hora de comer lo que se les pone delante; una buena manera de que los cojan con gusto es preparar su plato preferido por ejemplo: macarrones, spaghettis o arroz, con un picadillo tamaño menudo de pimientos, cebolla, calabacín, tomate, ajo, perejil, apio, sofritos en un poco de aceite, y luego mezclados con la pasta; añadiéndole queso rallado que incluso podemos gratinar para hacerlo más apetitoso.
Otro plato divertido es poner hummus de garbanzos o guacamole en el centro de su plato y alrededor acondicionar bastoncitos de apio, zanahoria, pimiento, coliflor, pepino; invitándolos a que mojen las hortalizas en la salsa, que a buen seguro les divertirá y les gustará.
Los purés son otra buena opción para la noche; acompañados de una tortilla francesa, o un filete de pescado, junto a un pedazo de pan integral frotado con pulpa de tomate, regado con unas gotas de buen aceite de oliva y una chispa de sal, terminando con un yogur, un vaso de leche o una fruta de estación.
Canelones rellenos de hortalizas con gratinado de salsa bechamel y queso, pastel de verduras con patata leche evaporada y huevo, todo ello cuajado al baño maría. Tortilla de calabacín, berenjena, pimientos y patata, croquetas de espinacas, de zanahoria, bolas de patata rellenas de verduras con salsa de tomate, sin olvidar la consabida ensalada diaria.
Las posibilidades son muchas, lo importante es que poco a poco vayan descubriendo que los sabores hortelanos son estupendos, y ellos mismos nos pidan que repitamos receta.
Hay que "inventar" amig@s; yo me paso el día haciendo inventos en la cocina para no desperdiciar nada; y para experimentar sabores nuevos que más de una vez y de dos me dejan agradablemente sorprendida.
Ayer, preparé estos sencillos spaghetti con 1/4 de col de invierno que tenía en mi frigo. Para ello simplemente la herví unos minutos al vapor, y luego la pique menuda con tijeras de cocina. Puse un par de cucharadas de aceite de oliva en la cazuela y saltee un par de ajos aplastados, cuando dejaron su aroma, agregue la col picada y la salteé unos minutos espolvoreándola con un poco de comino en polvo, un mini cubito Maggi, y una cucharadita de pimentón dulce de la Vera.
Deje que se fusionaran los sabores a fuego lento para que no se quemase el pimentón, y cuando vi que la col quería dorarse la retiré del fuego.
Herví los spaghetti en agua y sal, los escurrí y los mezclé con el picadillo de col y especias, sirviendo el plato con unas escamas de queso parmesano por encima.

LAS 3 S... SALUDABLE, SENCILLEZ Y SABOR.
Hasta pronto amig@s ^:^
Conxita

Receta, preparación y Fotos para este blog: Conxita

Comentarios

  1. Hola!!, gracias por tu comentario....¡pues si que hemos coincidido!, jajaja.
    Voy a mirar ahora mismo tu receta que tiene también una pinta increíble.
    Un besazo
    Marialuisa (decocinasytacones).

    ResponderEliminar
  2. Un plato delicioso. Yo de momento tengo suerte con la peque que se come el brocoli, repollo, alcachofas e incluso los espárragos verdes y no tiene ni dos años. A ver si sigue así de bien según crezca...

    ResponderEliminar
  3. MARIALUISA...
    Creo que haremos felices a más de un vegetariano y a todas las personas que quieren alimentarse bien con estas dos sencillas recetas; es decir con la tuya y con la mía.
    BIENVENIDA A ESTA VENTANITA AMIGA ^:^
    Conxita

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado la idea pues lo has convertuido en un plato completo y sano. Unir las verduras a la pasta es una gran idea y tengo la suerte de que en casa gustan a todos. Un beso preciosa!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola, Conxita! Coincido 100% en tu reflexión. Como sociedad nos urge recuperar el sentido de ala buena mesa, no entendida como sofisticación, como un espacio de salud y amor. Tengo que ver qué es la col de invierno, seguro que me va a gustar!

    ResponderEliminar
  6. ELISA...
    Aprovechando cualquier verdura estan muy ricos; el queso les da el toquecito salado que gusta a casi tod@s.
    UN ABRAZO AMIGA MÍA ^:^

    ResponderEliminar
  7. Aisss NIKICHAN, cosa que no me ocurre casi nunca, se me olvidó contestarte.
    Pues es FANTÁSTICO que a tu chiquitina le encante todo lo que escribes; esto sera un bagaje ligero pero confortable para toda la vida.
    UN ABRAZO ENORME CHIQUITA ^:^

    ResponderEliminar
  8. SILVIA QUERIDA!!!
    La col de invierno es simplemente la col verde; ya sabes que también la hay blanca; asi que a buscar tocan, jaja
    MIL BESOS TESORO ^:^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

REDONDO DE POLLO CON FRUTOS ROJOS ( De Luxe Lidl )

LOMO DE MERLUZA CON PATATAS, GUISANTES, Y GAMBITAS EN ESTUCHE DE VAPOR LÉKUÉ Y HORNO MICROONDAS

FRASES DE CUMPLEAÑOS 2016