lunes, 4 de septiembre de 2017

PLATO REVITALIZANTE



Hoy llegada la hora de comer y después de ver lo que tenía en el frigorífico, me he preparado esta especie de sopa-guiso, que a decir verdad después de comerla y a eso de la sobremesa, mi energía ha subido como la espuma, jaja; y es que este plato es muy completo y con ingredientes totalmente naturales que ayudan a ganar salud.
Se prepara así: (los ingredientes las dejo a vuestra necesidad según comensales)
En una olla mediana pondremos 2 cucharadas de aceite de oliva; cuando empiece a calentar le agregaremos cebolla, ajo y pimiento verde italiano todo muy picado. 
Mientras pondremos a remojo en agua corriente unas setas secas (yo senderilla) durante 10 minutos.
Cuando el sofrito empiece a dorar, agregaremos tomate natural rallado, 1/2 cucharadita de cúrcuma, 2 pizcas de jengibre en polvo, 1/2 cucharadita de hojas de tomillo y de hierbabuena sec@s y un cubito pequeño de caldo vegetal desmenuzado; dejaremos que sofría todo por espacio de 5 minutos.
Agregaremos las setas escurridas del agua del remojo. Pondremos también una patata y una zanahoria pequeñas lavadas, sin piel y cortadas a cubos y a rodajas, volveremos a mezclar; añadiremos agua embotellada que sobrepase un poco donde terminan los ingredientes o un poco más según queramos el plato más o menos caldoso; los llevaremos a ebullición a fuego vivo, y luego dejaremos que vaya hirviendo a fuego medio por espacio de 20 minutos.
Mientras, en sartén con unas gotas de aceite, doraremos unas albóndigas vegetarianas de tofu y vegetales (Lidl) durante un par de minutos por lado; ya terminarán la cocción dentro de la olla, las reservaremos.
Cuando el caldo haya hervido los 20 minutos, le agregaremos las albóndigas fritas, y finalmente pondremos unos tortellini artesanos rellenos de albahaca, dejando que hiervan 5 minutos exactos para que se mantengan enteros.
Serviremos este guiso-sopa tan nutritivo recién sacado del fuego, para evitar que los tortellinis absorban todo el líquido de la cocción.
Muy rico amig@s, espero que si os animáis a prepararlo os guste.
UN ABRAZO Y HASTA PRONTO ^:^

OS DEJO CON UN RITMO QUE ME GUSTA MUCHO AQUÍ

MUCHOS BESITOS PARA VOSOTR@S AMIGOS.


POSTRE: Pera y té blanco con miel


Receta, preparación y Fotos para este blog: Conxita


10 comentarios:

  1. Plato reconfortante donde los haya! Ahora que el fresquito empieza a asomar la cabeza apetecen mucho este tipo de comidas. Me la apunto para prepararla en breve! :)

    Muuuuua!

    ResponderEliminar
  2. Hola, qué alegría volver a tu blog y de disfrutar cn todo lo que haces!! para empear esta receta me encanta, me la llevo y me ha gustado mucho la idea de poner jengibre que no lo uso mucho . Querisa Conxita, espero que hayas pasado un buen verano, un beso muy grande!!

    ResponderEliminar
  3. BUEN DÍA BIBIANA!!!
    Muchas gracias hija. En verdad que uno de los días que vienes a comer voy a prepararte este plato, porque pienso que te gustará.
    BUEN DÍA PARA TI MI NIÑA!!!
    Besitos de mamá :)))))))))))))))))))))))))))))9

    ResponderEliminar
  4. Para mi también es una alegría leerte ELISA!!!.
    Estoy convencida de quea pesar del calor las dos hemos tenido un verano muy completo, y volvemos con ganas de enfrentar el otoño y la Navidad con mucho ánimo.
    MIL BESOS TESORO, NOS LEEMOS :)))))))))))))

    ResponderEliminar
  5. Aquí, en Alcañiz, aún tenemos muchísimo calor para este guiso pero en pocas semanas estaremos pasando frío, damos un salto del verano al invierno como si el otoño no existiera. Gracias por la idea de las albóndigas vegetarianas... las buscaré. Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Conxita! Menudo plato te has preparado en un pispás. Me parece super otoñal... La verdad es que estoy ya con el modo otoñal a tope. Me entra una alegría de vivir cada vez que llega que no lo puedo ni explicar ;)
    No me extraña que te llenaras de energía con este plato... Es que tiene una pinta...
    Un besito ;)

    ResponderEliminar
  7. MONSE GUAPÍSIMA!!!
    Jaja, por mis lares también pasamos del bikin, al abrigo de lana; y en nada creo yo que sacaremos los jerseys y foulards para guarecernos del fresquito, y tomaremos sopitas,cremas y platos contundentes como este.
    Haras bien en descubrir estas albóndigas, otra opción bastante aceptable para ir dejando la carne atrás.
    BESITOS MI NIÑA :) .

    ResponderEliminar
  8. LARA BONITA!!!
    Soy de las tuyas; es decir, me gusta el verano por la claridad y la vida que se mueve de noche, pero el tiempo fresquito me regenera por dentro y fuera, y yo también celebro su llegada.
    BESOS TESORO:))))

    ResponderEliminar
  9. Qué buena pinta tienen esas albóndigas veganas, por un momento pensé que eran de carne. Voy a buscarlas en Lild para probarlas. La comida se ve deliciosa, se nota que reconforta y anima el alma.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  10. CLARA BIENVENIDA!!!
    Ya ves que si, que por el aspecto poca diferencia hay con las albóndigas de carne.
    Estas son de todas las que he probado las que me gustan más hasta la fecha. Lo que no me gusta es que traen pocas cajas y salen volando; y hay que estar pedientes de coger un par recipientes cuando las veo y las congelo en porciones de 3 o 4, y así siempre las tengo disponibles y quedan estupendamente, a la vista están.
    UN ABRAZO CHIQUITA, ya tenemos el otoño aquí... a disfrutarlo!!!

    ResponderEliminar