sábado, 3 de diciembre de 2016

PATATAS RELLENAS DE ESPINACAS CON GRATINADO DE QUESO CHEDDAR Y MANTEQUILLA AL ESTILO DE GEORGINA. (plato Navideño Ovo-lácteo-vegetariano)



La madre de mi yerno, se llama Georgina. Es una mujer que además de trabajar sin descanso y tener varios hobbies sanos, es una cocinera muy creativa. En el último cumpleaños de Bibiana, trajo unas patatas rellenas parecidas a estas pero con huevo duro y espinacas; y a mi que ya sabéis que me gusta experimentar, he querido prepararlas a mi estilo cogiendo la idea, pero modificando algunos ingredientes y forma de preparación.
Este es un primer plato muy adecuado para tod@s; pero especialmente para las personas ovo-lácteo-vegetarian@s que quieren hacer acopio de recetas sencillas pero resultonas para las próximas fiestas navideñas. Las cantidades, las dejo a vuestra necesidad según comensales, yo hice la prueba con ellas uno de los días que viene a comer Bibiana entre semana, y la verdad es que las dos coincidimos que valía la pena publicarlas en el blog.
RECETA:
Lavaremos unas patatas con piel, y las pondremos a cocer en un recipiente con agua. Las dejaremos hasta verlas tiernas pero no demasiado blandas, para que al abrirlas se mantengan firmes. Una vez hechas las dejaremos templar en su misma agua.
Por otra parte, descongelaremos unas hojas de espinaca, en el micro y luego las escurriremos muy bien para que suelten líquido (personalmente utilizo espinacas congeladas porque el sabor no es tan fuerte), las reservaremos.
En sartén con un poco de aceite de oliva y un poco de mantequilla, sofreiremos una cebolla muy picada; cuando empiece a ponerse traslúcida le agregaremos un poco de sal, ajo y perejil secos; y cuando la veamos pochada, verteremos las espinacas bien escurridas y picaditas, mezclaremos bien, dejando que se haga todo el conjunto durante 5 minutos. Luego agregaremos un chorrito de leche de vaca, espolvorearemos con queso Cheddar rallado  y volveremos a mezclar dejando fundir el queso unos 2 minutos. 
Una vez hecho este paso, sacaremos la piel a las patatas aún tíbias, y las abriremos por la mitad a lo largo en forma de barquita, sacaremos con cuidado parte de la pulpa sin llegar al fondo para que se sostengan sin romperse, y agregaremos esta pulpa al sofrito de espinacas pisándolas con el pisa-patatas o con tenedor, y mezclando bien para que se integren al sofrito. Con esta farsa rellenaremos los huecos de las patatas y terminaremos espolvoreando un poco más de queso Cheddar, junto a unos pedacitos de mantequilla por encima; entrándolas al gratinador precalentado a 180º y dejando que se doren pero no excesivamente para que su textura sea tierna. (en mi caso unos 9-10 minutos)

SUPER RICAS Y BASTANTE FÁCILES

¡¡¡VAN PARA TI GEORGINA!!!
Y para vosotr@s amigos, esperando que os gusten y podáis engrosar la lista de platos ligeros para las próximas fiestas.

UN ABRAZO Y MIL GRACIAS POR ESTAR AHÍ :)))


Receta según idea de Georgina modificada a mi estilo
Preparación y Fotos para este blog: Conxita


4 comentarios:

  1. Menuda pinta mas rica se les ve a estas patatas Conxita, a mi no me gustan!!! es que me encantan!!!toda una delicia!!! las fotos preciosas y la decoración divina como tu. Besitos linda.

    ResponderEliminar
  2. JUANI BONITA...
    Pues si, jaja estaban ricas dentro de su sencillez, pero ante todo sanas.
    UN ABRAZO PARA TI MI NIÑA :))))

    ResponderEliminar
  3. Que fotos mas lindas querida amiga, llenas de color, y alegres como lo eres tu, esta patatas tienen toda la pinta de estar deliciosas, ya veo que la madre de tu yerno tambien es una muy buena cocinera. Mil besicos `princesa y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  4. MI QUERIDA MARÍA..
    Recibo tus besitos, y te los mando multiplicados por mil junto con un abrazo y todo mi cariño.
    GRACIAS BONITA :)))

    ResponderEliminar