domingo, 11 de septiembre de 2011

DESAYUNO CON MI PEQUEÑO DIAMANTE...




El título de la película protagonizada por Audrey Hepburn y George Peppard en los años 60, era:  Desayuno con diamantes. 
Y yo que intento ser agradecida y que casi siempre hago una valoración de las pequeñas cosas, he querido desayunar con mi pequeño diamante, y haceros participes del momento aún en la distancia.
Si amigos, mi pequeño diamante vestido de fiesta, es este pequeño botecito de mermelada de ciruelas perfumada con corteza de naranja que preparé hace unos días. Y después de regalar los pocos tarros que me salieron a familiares y amigos, me quedé con este que degustaré hoy; y al que rindo este pequeño homenaje.
Y sabéis porque lo hago?, porque más que una mermelada, se convirtió en una confitura sabrosa, sabrosa, tan divina, que estoy pensando en volver a fabricarla muy pronto.
Ahí os dejo pues con ella, y con mi mantequilla y mis pequeños croissants, y mi terracita, y mis flores y mi cariño TODO PARA VOSOTROS... FELIZ DOMINGO!!!
















Taza y plato antiguos, regalo de la Sra Elionor
Preparación y Fotos: Conxita
Nota: La receta para esta mermelada es tan  simple como poner en una cazuela de barro o similar: 800 gramos de ciruelas limpias y deshuesadas con piel, unas gotas de zumo de limón (no os paséis pues sinó queda muy ácida)  más la piel de 1/2  naranja rallada con 400 gramos de azúcar. Dar unas vueltas con cuchara de palo, y dejar unas 4 horas en el frigorífico tapado con papel film para que vaya soltando jugo. Pasado este tiempo, cocerlas a fuego lento hasta ver que va espesando y que ya está cocida, removiendo de vez en cuando. Creo que ya se aprecia que a mí me quedó muy espesa, parecida a una especie de membrillo. Quizás la deje demasiado tiempo en el fuego; pero me ha gustado mucho su sabor y la repetiré. Aunque las mermeladas nunca quedan igual. (al menos en mi cocina); pero eso sí, le daré un poco menos de cocción; quizás unos 40 minutos, para que no espese tanto. Besitos....

9 comentarios:

  1. ¡¡Ñaamm!! nada que envidiar a cualquier otro desayuno, ni siquiera al de la película!! ;D

    ResponderEliminar
  2. Es cierto BIBIANA, al menos para mí. Aunque tu no quedas atrás con tu MERMELADA DE NARANJA de la que si mal no recuerdo se puede encontrar la receta en tu blog Horno y Adorno verdad?
    Esa si que era un DIAMANTE PULIDO.
    Hasta pronto GUAPA!!

    ResponderEliminar
  3. Aquí ya solo falta el FLAN de TRINI ALTEA y ANA MARÍA.
    Besos NIÑA!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tus palabras en mi blog!! entre todas me habéis animado un montón!!! Un besazo, Gisela.
    pd: que pinta tiene esa mermelada!!!

    ResponderEliminar
  5. No sabes como me alegra eso que dices, porqué te comprendí desde el primer momento de leerte
    Cuidate BONITA!!

    ResponderEliminar
  6. Qué linda, los pequeños detalles y valoraciones dan mucho sentido a nuestras vidas! Besos!

    ResponderEliminar
  7. PUES SI NIKITA.
    Estas PEQUEÑAS- GRANDES COSAS, son el FUEGO AVIVADOR de la ILUSIÓN y la ESPERANZA.
    Un BESITO GRANDE... Buen lunes para tí.

    ResponderEliminar
  8. Qué maravilla, eres fantástica!!!!

    ResponderEliminar