MENÚ DEPURATIVO



Ayer noche, me pasé un poco.... ¡¡¡pocooooo!!! me dice mi conciencia. ¡¡¡Un mucho deberías decir!!!.


Si amig@s compré en Aldi unas chuches alemanas de gelatina con extracto de frutos rojos que eran una delícia; y como todos sabemos que la gelatina es escurridiza; en un plis plas una a una se iban escurriendo de mi boca a mi garganta con una rapidez inexplicable.


A todo ello estaba viendo una de mis series turcas favoritas en Divinity: Kuzey Guney y entre lo entretenida que estaba, lo ricas que estaban las gominolas y una que se pierde por un dulce (todo hay que decir que me modero mucho ) pues sin darme cuenta (o si!!!) me zampé casi toda la bolsa. 



Dejé 3 o 4 por aquello de aligerar culpas, y pensé que otro día me daría el gustito pero esta vez moderadamente.

Ayer estaba super rara, me dolía la cabeza (cosa extraña en mi, que solo he tenido tres dolores de este tipo durante toda mi vida; y ya soy mayorcita por no decir jubilada)


También me sentía muy cansada, desmotivada, mocosa, etc etc; para que veáis lo que afecta el azúcar a nuestro cuerpo mente, porque es un ladrón de vitaminas; acidifica nuestro cuerpo, lo entumece e inflama, y a la vista está que fueron las chucherías, porque  por lo demás hice mi vida "normal" como siempre y casi nunca estoy así..


Amig@s; después del pecado viene la redención, y hoy me redimo de toda culpa con este plato tan super rico, remineralizante y suave para mi estómago que a buen seguro me sabrá a gloria y pondrá mi cuerpo en su sitio.

Para prepararlo he lavado una patata roja mediana y la he pinchado por varios lados con un cuchillo afilado.

La he puesto en una vaporera de silicona apta para microondas con un poquito de agua en su fondo, y cubriendo el recipiente con su tapa la he dejado cocer con su piel por espacio de 8 minutos dándole la vuelta a mitad de cocción.


Mientras, he asado en la plancha de hierro fundido con un poco de aceite de oliva, un calabacín mediano cortado a láminas semi finas con su piel, lo he aderezado con mezcla de pimienta blanca, hierbas y sal marina hasta verlo marcado y a la vez bien cocinado, (unos 15 minutos volteándolo cada 4 minutos); y cuando he tenido la patata cocinada la he puesto en el plato a servir, la he "espachurrado" con un tenedor, y añadiéndole un chorrito de aceite de oliva extra virgen, y un poco de sal, pimienta blanca y hierbas (tapón negro Mercadona), la he acompañado con las láminas de calabacín asado. He hecho la cata después de hacer las fotografías, y he de deciros que aún en su sencillez el sabor era delicioso.

Os recomiendo comer ambas cosas recién sacadas del fuego, para apreciar su suave textura.

Nada más por hoy, os dejo que voy a degustar este platito, porque para depurar he hecho ayuno intermitente y no he comido nada desde ayer a media tarde-noche; así que imaginaros el hambre que tengo ahora mismo :)

ABRAZOS DULCES ^:^
Conxita



                                         POSTRE: Mandarinas

Idea, preparación y Fotos para este blog: Conxita

Comentarios

  1. Si hay que depurarse con este menú tan rico, me apunto la primera. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Apuntada estás ELISA!!!
    :))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

REDONDO DE POLLO CON FRUTOS ROJOS ( De Luxe Lidl )

LOMO DE MERLUZA CON PATATAS, GUISANTES, Y GAMBITAS EN ESTUCHE DE VAPOR LÉKUÉ Y HORNO MICROONDAS