LA IMPORTANCIA DE UNA ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA EN NIÑOS Y ADULTOS


Hace años tuve una vecina que a diario cuando su hija de pocos años se sentaba a la mesa para comer y le rechazaba el plato de legumbres, puchero, estofados etc, ella ni corta ni perezosa le ofrecía una carta verbal de los alimentos que podía escoger al momento; y como sirvienta hacendosa le preparaba su tortillita, sus croquetas, su huevo frito, su carne rebozada, y al terminar, le daba dinero para que por la tarde en el trayecto que hacía de la escuela a su casa, se comprara sus donuts para merendar, sus croissants rellenos de chocolate, sus madalenas; y no es que personalmente esté en contra de estos alimentos; pero si que bajo mi parecer no son para comerlos en el desayuno, merienda, después de comer y de cenar, sino como algo puntual y caprichoso que  a todos nos gusta en algún momento concreto; y si más no, saber dosificarlos para no aumentar de talla groseramente desde la niñez.
Aquella niña paso de ser una chiquita proporcionada, a una adolescente con talla XXXL, además de ser una persona sin voluntad porque los caprichos concedidos por la madre, y la falta de organización en cuanto a tener obligaciones y disciplina desde temprana edad, desembocaron en una personalidad inestable, caprichosa y desmotivada que solo quería lo fácil en el trayecto de su vida, y que la ha llevado a tener muchos problemas físicos y psicológicos por no haber tenido una educación firme y serena.
Hay casos opuestos a este; como el de esas madres-padres jóvenes que no saben ni les gusta cocinar, y que tampoco son capaces de hacer un cursillo para aprender en condiciones, y servir a su familia un plato digno y nutritivo, esforzándose para que sus hijos de corta edad no tengan carencias que les lleven a tener tics nerviosos, hiperactividad y obsesiones, cosas muy habituales hoy en día por desgracia, que con una buena alimentación y buenos hábitos de sueño, es decir acostar a los niños temprano (nunca he comprendido a esos padres que dejan danzando a sus hijos hasta las 12 de la noche porque se niegan a acostarse, y al día siguiente deben ir a la escuela:( creo que no son conscientes del daño que hacen al niño, no ayudando a que su sistema inmunitario se regenere y no ande estresado por falta de sueño, logrando que desaparezca esta hiperactividad que cito, por carencia de vitaminas minerales, proteínas y carbohidratos unido a la falta de relax nocturno.
Vamos a recordar que sin el carbohidrato, es decir pan, arroz, pasta, azúcares como la miel, el chocolate etc, la mente no recibe suficiente aporte de glucosa y eso la lleva a no fabricar serotonina que es una sustancia que relaja y que da placidez mental para ver las cosas con más optimismo.
Tampoco podemos dejar atrás la proteína: pollo, pavo, pescado blanco y azul, huevos, carne roja, quesos; tofú, seitán, etc para los vegetarianos, que reforzaran nuestra musculatura, producirán tejido corporal, y ayudarán a la síntesis de enzimas, hormonas como la insulina que regulará muchas funciones de nuestro organismo, aportando fuerza y ayudando a adelgazar.
Y que papel hacen las verduras y las frutas; pues para mi ese es un papel muy importante para remineralizar nuestro organismo, aportando vitaminas que ayudarán a que nuestro sistema inmune este fuerte y podamos resistirnos a gripes, alergias y demás enfermedades que pueden presentarse cuando estamos débiles por una mala alimentación.
Hay que tener en cuenta que los adultos y niños que comen mucho azúcar, están expuestos a tener un bajón de defensas porque es un compuesto que deprime el sistema inmunológico; y sino acordaros de lo que les sucede a vuestros hijos después de un cumpleaños en el que el azúcar en forma de chuches, pastitas y demás golosinas, logran que al día siguiente todos tengan la barriga descompuesta y los moquitos asomen por su bella nariz, logrando con ello que tengan que pasarse un par de días en casa porque no se sienten bien.
Yo no soy dietista, pero a lo largo de mi vida he hecho varios cursos de dietética y nutrición, además de ser una lectora de temas actuales en esta materia, y  de poner en práctica desde los 28 años una alimentación lo más sana posible en la que no falte ni sobre de nada, intentando mantener un equilíbrio que hasta ahora me ha llevado a estar muy pocas veces enferma y si ultimamente he tenido carencia de hierro, es porque hace tres años, tuve un accidente automovilístico en el que sangré interiormente durante bastante tiempo y del que aún no me he recuperado del todo aunque en ello estoy.
¿Que podemos comer para estar equilibrados, sanos y contentos?:
Pués yo recomendaría un plato llano tamaño normal distribuído en tres partes; es decir en una parte una taza de ensalada verde con lechuga, o endívia, tomate, hinojo, pepino, cebolla, rabanitos, pimiento rojo etc, alternándolo con vegetales al gusto hervidos o al vapor, salteados o estofados como: coliflor, bróculi, zanahoria, judías verdes, calabacín, berenjena, etc, etc. En la otra parte un pedazo de proteína animal o vegetal del tamaño del cuenco interior de nuestra mano, y en la tercera parte del plato unos 50 gramos de pasta o arroz integral o blanco, o patata, o boniato, o puré de calabaza o simplemente una rebanada de pan de 5 cereales.
Para beber un zumo fresco combinado de manzana, zanahoria y fresa, o una fruta de estación.
Esto es aplicable a adultos, niños y ancianos que no tengan alguna enfermedad apreciable y necesiten una alimentación especial.
Para el desayuno mi sugerencia es que no falte algún cereal, como los cereales integrales, el pan integral y queso o jamón, la avena cocida 4 minutos con leche de vaca o leche de soja, o de almendras es muy nutritiva y relajante, o un bífidus bebido o un yogur, junto a un zumo de naranja,
Mi sugerencia es que a los niños inapetentes que por edad ya pueden comer de todo, se les mezclen las verduritas muy picadas y salteadas con macarrones, spaghettis, arroz, junto a un poco de salsa de tomate poniendo también la proteína dentro del mismo plato y sazonándolo con un poco de queso rallado que también les aportará calcio. Otra buena opción es una tortilla de patata con cebolla y pan con tomate junto a un poco de ensalada. Los estofados de patata, hortalizas y carne son otra idea para nutrirlos bien. Un pescado rebozado servido con ensalada y una patata hervida al microondas aliñada con un poco de sal, aceite y finas hierbas, es otro plato apetecible, y porque no un buen pedazo de pizza en fin de semana a la que seguramente no le harán ascos sirviéndola  con un zumo de naranja y fresas muy licuado al que pondremos una pajita para hacerlo más atractivo.
Para merendar: pan con tomate o aceite, con queso o jamón serrano, o rodajas de tomate y aguacate, o pan con crema de chocolate dietética: o mantequilla y miel, o unas galletas integrales y un yogur, o un flan de vez en cuando con 2 croissants pequeñitos, etc, o el olvidado pan con chocolate negro que les aportará energía y magnesio.
Algún pastelito un par de veces en semana será como un premio apetecible procurando comprar la opción más saludable, o preparado en casa como un bizcocho casero, una tarta de manzana o de zanahoria .
En fin esta es mi sincera aportación para que si cabe abra un poco de luz en la trayectoria de estos padres "novatos" o desmotivados,y logremos con ello que nuestros niños se relajen y sean felices sin inquietudes ni hiperactividades.
UN ABRAZO AMIG@S
Conxita. B

OS DEJO UN ENLACE AQUÍ PARA QUE VEÁIS OTRAS OPCIONES DE COMO ALIMENTAR A LOS NIÑOS
Resultado de imagen de meriendas pinterest
Fuente Fotos: aquí, aquí



Comentarios

Entradas populares de este blog

FRASES DE CUMPLEAÑOS 2016

CALDERETA DE PESCADO en estuche de vapor LÉKUÉ (cocina de régimen Navideña)