domingo, 20 de agosto de 2017

COMPASIÓN ES LA PALABRA

Hoy he tenido un intercambio de ideas y de pensamientos propios con mi yerno Josep 
La verdad es que hace días que a raíz del dolor vivído por lo ocurrido en Barcelona, mi yo interior se debatía entre una especie de rabia, impotencia y decepción que no hacían más que alimentar un cierto desprecio por personas que eran ajenas a esta masacre, y que me llevaba a meter a todo el mundo en el mismo saco.
Tengo que decir que cuando supe de la muerte del niño de 3 años, algo se hizo trizas en mi interior porque los que hemos perdido un hij@ de corta edad nos ponemos en la situación de esos padres y revivimos todo el horror y incomprensión que conlleva esa pérdida 
Gracias a Josep y a una amiga muy joven, comprendí que debía dejar atrás estos rasgos animicamente destructivos que empezaban a crecer poco a poco en mi interior, y empezar a fomentar la COMPASIÓN, la IGUALDAD, y LA EDUCACIÓN, para acercarme un poco más a mi prójimo, y tratar de reconducir por el bien de todos, estas situaciones que nos llevan a desestabilizarnos y a dejar de creer en el ser humano sea de la nacionalidad que sea.
Las redes sociales van llenas de mensajes xenófogos que no hacen más que alimentar la no convivencia entre personas de distintas etnias y que muchas veces debido al desconocimiento que tenemos sobre la vida y trayectoria de estas personas tan criticadas, logran que hagamos una valoración errónea de lo que es su vida y sus circunstancias.
Decidme... vosotr@s no trataríais de huir de un país en guerra en la que vierais morir a hijos familiares y amigos? Plantearos también si el hambre y la miseria no os acercarían a montaros en la primera patera que pudiérais, aún sabiendo que podría acercaros a una muerte segura.
Es tan fácil CRITICAR, DESPRECIAR Y DESTRUIR a unos seres que habiendo llegado a nuestro país en la esperanza de una vida mejor, nadie los contrata por ser de una etnia distinta, por miedo o por desprecio...
Bien cierto es que la mayoría de jubilados españoles, no reciben ni ayudas ni tienen unas pagas dignas, entre las que yo personalmente me encuentro, y a veces nos indigna ver que a muchas personas llegadas de otros países, se les dan una serie de preferencias que a fin de cuentas pagamos todos los españoles... 
Pero imaginaros a vosotr@s y a vuestra família viviendo en un país desconocido, en un ambiente que no es el vuestro, en el que vuestras raíces han tenido que salir de debajo tierra para hacer una adaptación distinta a  distintas edades, con todo el sinsabor que esto conlleva, ¿como os sentiríais?
Por ello hoy mi publicación no va de cocina... hoy quiero hacer un intento de acercamiento para que tod@ el que me lea, deje atrás el rencor, la xenofobia, la no igualdad, y intente por todos los medios no meter en el mismo saco a personas INOCENTES que en estos días se atrincheran en sus casas por miedo a represalias.
AMIG@S GRACIAS POR LEER; Y OJALÁ MI PEQUEÑA APORTACIÓN ABRA UN POCO DE LUZ PARA QUE EL MUNDO CAMINE HACIA UNA ACEPTACIÓN QUE AUNQUE EN ESTOS MOMENTOS NO LO PAREZCA, ES POSIBLE.
UN ABRAZO DE CORAZÓN :)))
Conxita



5 comentarios:

  1. Siempre he opinado lo mismo, cuando me llegan mensajes de odio los borro, es un desconocimiento total de la situación que muchos aprovechan para meter mal. Hay que ponerse las pilas y ser más eficaces en todos los ambitos para no tener que lamentarnos. Un abrazo, estoy contigo.

    ResponderEliminar
  2. MONSE...Tu lo has dicho, ponerse las pilas en todos los ámbitos.
    GRACIAS POR TU APOYO QUERIDA :)))))

    ResponderEliminar
  3. Conxita querida: te abrazo fuerte, fuerte, fuerte. Sos todo un ejemplo de tolerancia, fortaleza frente a la adversidad y nobleza de corazón. Ojalá hubieses más personas como vos en el mundo. Estoy segura de que no deberíamos preocuparnos de tantas calamidades que nos agobian. Yo creo que sumás y mucho, porque en esta época de miedo y zozobra una ventanita como la tuya nos recuerda que siempre brilla la esperanza, incluso como una pequeña luz al final del túnel. Un beso MUY grande, lleno de mi cariño, reconocimiento y admiración.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SILVIA, escritos como el tuyo, son los que me alientan a seguir, porque me están diciendo que la BONDAD aún existe.
      UN ABRAZO ENORME MI QUERIDA NIÑA :)))

      Eliminar