sábado, 30 de julio de 2016

APERITIVO DEL DÍA Y MENÚ FÁCIL

ACOMPAÑÉ LAS PATATAS HORNEADAS CON UN VASITO DE CALIMOCHO, ES DECIR, BEBIDA DE COLA CON VINO TINTO, EN MI CASO LAMBRUSCO. 
                    YA VEIS QUE DURARON POCO EN EL PLATO 

No soy mujer de picotear en ningún sentido; jaja, pero a veces a eso de las 12 del mediodía, me entra un hambre exagerado de algo con sabor salado; y a mi mente vienen tentaciones como patatas fritas de bolsa, aceitunas, unas anchoas etc, etc.
Pero intento ser fuerte y digo no!!! entre otras cosas porque estos alimentos tan ricos en sodio, es decir sal, retienen líquidos dentro de nuestro cuerpo, nos hinchan y logran que lo que en un princípio nos ha alegrado el momento, luego nos pasen factura haciéndonos sentir pesad@s; aletargados y sin demasiadas fuerzas para continuar con nuestras tareas; especialmente las personas con tensión alta y mala circulación; y las altas temperaturas tampoco ayudan.
Pero yo, que a poco que pueda me doy todos los gustitos que vienen a mi mente (o casi todos ejemmm) intento modificarlos para que sepan sabrosos pero a la vez sean sanos y nutritívos.
Estas patatas que véis son una buena muestra de ello, las hago en el horno, y están libres de mucha sal y mucho aceite; es decir que cuando me las llevo a la boca además de ricas, se que me aportan vitaminas, minerales y poca grasa para seguir en la línea que me marco día a día. 
SI VEIS ESTE BONITO VÍDEO DE DOS FAMÍLIAS VEGANAS, OS DARÉIS CUENTA DE QUE NO SOY LA ÚNICA QUE LAS PREPARO.
Para esta receta lavo y corto las patatas en bastoncillos con su piel, las pongo dentro de una ensaladera y las sazono con pimentón dulce de la Vera, orégano, cebolla en polvo, y un poco de sal, la suficiente para que tengan sabor pero sin pasarme.
Luego echo por encima un chorrito de aceite, y con las manos limpias, mezclo todo el conjunto para que la patata se empape de los sabores.
Precaliento el horno a 180º calor arriba-abajo termoventilador; y mientras, las pongo en una fuente apta para horno pincelada con unas gotas de aceite. Situo la bandeja en el segundo compartimento empezando por la parte superior del horno, y subiendo la temperatura a 210º, las dejo dentro sin abrir en ningún momento la puerta del aparato, por espacio de 14 minutos. Observad la potencia de vuestro horno, no vaya a ser que se os tuesten demasiado.
Simples y deliciosas, tostaditas por fuera y blanditas por dentro. No dejéis de probarlas, es una buena opción junto a unas zanahorias tiernas tamaño pequeño, para una cena rápida junto a un huevo, una hambuguesa de tofú y verduritas, o un poco de pescado a la plancha.
Preparé un menú rápido para comer, y dado que la patata me llenó bastante, pesé 45 gramos de arroz en seco, y lo puse a cocer al estilo sudamericano es decir sequito. Sofreí un poco de cebolla y unos taquitos de jamón serrano y cuando el arroz estuvo en su punto (unos 12 minutos), mezcle las tres cosas y las puse en un molde apto para flan.
"Freí" un huevo despacito en unas gotas de aceite, y depositándolo en el plato lo serví con el arroz y un chorrito de Ketchup (un buen antioxidante, rico en licopeno, sin abusar claro está).
D E L I C I O S O   A M I G @ S
Con mi menú os dejo. :)

PUCKY Y YO,   OS DESEAMOS UN BUEN FIN DE SEMANA.
BESITOS:)))))))))))))))))))))))))                                            

Recetas, preparación y Fotos para este blog: Conxita
Fuente Vídeo en el mismo indicado


1 comentario:

  1. Me quedo con todoooo desde el calimocho que hace años que no tomo por cierto jaja a las patatas que las tengo que hacer si o si yo si que soy de picotear jaja al arroz con el huevo, feliz finde para vosotras también,besos.

    ResponderEliminar