martes, 5 de enero de 2016

LOS REYES DE ORIENTE

Magi - Three Wise Men:

Durante mi infancia, si había una fiesta que vivía con una emoción enorme, era sin dudar La Festividad de Los Reyes Magos.
Recuerdo que mi madre dejaba un plato con un mendrugo de pan al lado de la ventana del tercer piso en el que vivíamos, diciéndome que los camellos subirían a los Reyes, y necesitarían comer pan y agua para reponer fuerzas, pués el camino de vuelta a Oriente estaba muy lejos. Para los Magos, era más generosa, pués dejaba una copa, una botella de champany, (así se llamaba entónces al cava) y una bandeja con turrones de todas clases cortados para que los Reyes se sirvieran a gusto. Cuando despertaba, desde la puerta de la habitación, le preguntaba a mi madre si podía ir a ver los regalos, y cuando daba el beneplácito, iba corriendo a lo que entónces llamábamos galería, que no era más que un comedor de verano dentro de la propia casa y en la que mi madre cosía y hacía labores manuales pues era una mujer muy apañada  para todas estas cosas. Sinceramente os diré que mi llegada a la galería era emocionante, pués ella como buena reina de su casa había dispuesto lo que sus Majestades habían dejado con una gracia inigualable. Los muñequitos con gorritos y vestiditos de lana, los dulces en cestita dorada, los utensílios de alumínio: ollitas, sartenes y demás para mi cocinita, los cuentos, que a mi tanto me gustaba leer, (la mayoría de Ferrandiz) dedicados a mano por su majestad Baltasar, que por lo visto era el que "espiaba" lo poco que hacía en el colegio, pués nunca me ha gustado estudiar, y me pedía que me esforzara porque si no era así, al año siguiente sería poco generoso con mis juguetes. Y yo llena de emoción empezaba a abrazar al primer muñeco que me llegaba; porque aún faltaba hacer el recorrido familiar en el que a buen seguro en casa de mi madrina y mis otras tías me llegaría otro muñequito de moda para engrosar la colección. Recuerdo que lo primero que miraba eran sus ojos y su chupete, me llegó uno llamado VALENTÍN que era hermoso y su mirada parecía fundirse con la mía en un acto de cariño y compenetración. Pero el que recuerdo con una ternura especial, fué uno llamado PAQUI, que era de un material blando y tan sonrosado, que parecía de verdad; y al que mi instinto maternal hacía que me lo llevara a cualquier parte como buena madre y lo acunara y le cambiara de vestidito cada dos por tres.
Aquella época quedó atrás amig@s, pero a la vez la siento tan cercana como si hubiera sido ayer; y cuando la recuerdo, la MAGIA de aquellos momentos, vuelve a mi, llenando mi parte de niña en  una emoción inigualable, en un sentimiento PURO y en una INOCENCIA difícil de explicar.
Pero os dejo, ya siento el último cohete que avisa que las carrozas de los MAGOS están al llegar por la calle de debajo de mi terracita; la emoción me envuelve, quien será que levante su mirada para decirme con los ojos del sentimiento ¿si me he portado bien o mal? 
Ya huele a ORO, INCIENSO Y MIRRA... allá voy!!!
FELIZ DÍA DE REYES AMIG@S, QUE SUS MAJESTADES SEAN MUY GENEROSOS CON USTEDES Y SUS SERES QUERID@S.
MIL BESOS :)))) 
Conxita B.


Gif Reyes, en el mismo indicado

9 comentarios:

  1. Querida Conxita, mil gracias por llevarnos como el fantasma del pasado de Dickens a vivir tu preciosa mañana de Reyes. La he vivido según lo ibas contando y me han parecido tan especiales. Somos afortunados los que hemos tenido unos padres que se preocupaban tanto en hacer que nuestro día de Reyes fuera mágico.
    Aunque me lo he imaginado, me habría encantado ver una foto de aquel momento que tu madre preparaba con tanta gracia y ver a Valentín y Paqui :)
    Corre.. corre a ver la cabalgata y disfrútala mucho.
    Un beso enorme y feliz noche y día de Reyes!! Espero
    P.D: ¿Le dejarán algo a mi preciosa Pucky? ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola LARA...
    Realmente que mayor REGALO que unas letras escritas con el SENTIMIENTO como las tuyas.
    Tu preciosa PUCKY, mañana al despertar vera si sus Majestades se han acordado de ella; yo estoy segura que si, porque a buena no la gana nadie.
    Y a mi me han llenado la terracita de caramelos dulces como el momento, que más puedo pedir.
    MIL BESOS LARA ERES UNA BUENA AMIGA PARA MI, Y AGRADEZCO DE CORAZÓN TUS EMOTIVAS LETRAS :))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues sí que pasa cerca la cabalgata :)
      Pues ya me contarás que le han traído a Pucky y seguro que a ti también te dejan algo.
      Yo te he pedido un paquete lleno de amistad y cariño de mi parte ;)
      Mil besos!!

      Eliminar
  3. Jaja, GRACIAS LARA :))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, la CABALGATA, pasa justo por delante de la terracita, es una calle muy estrecha y dado que las carrozas son muy altas, casi, casi que los pajes me dan los caramelos en la mano, EMOCIONANTE!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Conchita, la descripción es encantadora. Para celebrar la noche mágica hice tu postre de queso con fresas en una preciosa copa, el queso hecho en casa con Lekue. Bueno y ligero, gracias.

    ResponderEliminar
  6. Cuanto me alegra leer eso MONSE!!!
    El toque azucarado junto a la cremosidad y la frescura de las fresas, dan como resultado un placer ligero y adecuado para después de Fiestas.
    Gracias bonita que tu dia de REYES, sea estupendo :))))

    ResponderEliminar
  7. Ay qué emocionantes recuerdos llenos de la ternura que te envuelve. Desde tu terraza esa niña que eres revive toda la ilusión...
    :)

    ResponderEliminar
  8. CHUSA QUERIDA... no te pierdas el post de hoy 6 de enero, hay una cosita que reconocerás.
    MIL BESOS AMIGA :))))

    ResponderEliminar