CENA LIGERA: Crema de lechugas y guisantes. Pan de centeno con tomate y revuelto de huevo con ajo y perejil. POSTRE manzana Fuji


A simple vista, el color de esta cremita no atraería al más predispuesto; pero si os digo que solamente para no andar tirando comida, y por lo sana que es, además de tener buen sabor, vale la pena poner la ollita al fuego y sentir luego un confort interior que no tiene precio.
Más de una vez y de dos, una bolsa de lechugas mezclum, caduca o esta preparada para hacerlo por la circunstancia que sea, y cuando queremos darnos cuenta, ya está lista para servir de abono para las plantas o irse al cubo de la basura.
El otro día, me sucedió lo primero, debido a tanta invitación navideña, no me apetecía comer al llegar a casa por la noche, y me preocupaba ver que la fecha de caducidad de la bolsa estaba muy cercana; tanto que el mismo día que expiraba el plazo de su buena salud, me dije que viéndola aún en perfectas condiciones iba a inventar algo calentito para el día siguiente; y esta crema es lo que salió.
Para 2 raciones:
1 bolsa de lechugas variadas
1 taza de guisantes congelados
1/2 cebolla blanca
2 ajos 
2 cdas de aceite de oliva 
1/2 o 1 pastilla de caldo vegetal (al gusto del consumidor)
orégano, comino, albahaca, tomillo (1 pizca de cada)
agua
Preparación:
Pondremos el aceite a calentar en una olla mediana, y agregaremos la cebolla picada; la dejaremos pochar, y cuando veamos que quiere cambiar de color, agregaremos los ajos también picados; mezclaremos bien y dejaremos que se hagan un par de minutos sin que se quemen, agregaremos entonces el contenido de la bolsa de lechugas; desmenuzaremos la pastilla de caldo vegetal y la añadiremos, volveremos a mezclar, y enseguida agregaremos los guisantes; daremos unas vueltas al conjunto, y pondremos las hierbas y especias, luego verteremos agua embotellada que apenas cubra los ingredientes, y los dejaremos hervir por espacio de 15-20 minutos a fuego semi lento con la olla cubierta.
Una vez terminada la cocción, pasaremos la mezcla por el minipimer o procesadora, hasta lograr la textura de una crema.
la serviremos caliente, si se quiere con un poco de parmesano rallado por encima.
De segundo plato, nada más fácil que un revuelto de uno o dos huevos batidos con un chorrito de leche y sal, y con una picada de ajo y perejil fresco, (el ajo ayudará a bajar la tensión, después de estos días de excesos)  puestos en sartén con un poco de aceite caliente, sin dejar de revolver con una espátula de silicona, y dejando el huevo semi hecho para encontrar su tersura y buen sabor.
Lo pondremos encima de una rebanada de pan de centeno, a la que habremos frotado su miga con un tomate de invierno, aceite y un pellizco de sal.
Postre: 1 manzana Fuji; y a disfrutar de una cena ligera y sana.
MIS QUERIDOS AMIG@S; ESPERO QUE ESTÉIS BIEN DESPUÉS DE ESTOS DÍAS EN LOS QUE EL COMER HA SIDO LA TÓNICA DOMINANTE.
UN ABRAZO DE AÑO NUEVO  :)))))))
Conxita

Recetas, preparación y Fotos para este blog: Conxita

Comentarios

  1. Un sopar deliciós, i amb tanta varietat de colors és molt vistós i també sa! Que tinguis un molt feliç 2015!! Un petonàs ben gran!!

    ResponderEliminar
  2. Si señor a cuidarnos, seguro que está delicioso, y ese van de centeno ummn.

    ResponderEliminar
  3. Y tan buena y ligera pero no menos deliciosa. Nos viene estupenda esta propuesta después de tanto dulce y platos navideños!! Un beso cariño!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

POLLO AL LIMÓN (Receta de Terelu Campos)

FRASES DE CUMPLEAÑOS 2016