miércoles, 22 de octubre de 2014

MACEDONIA DULCE


Nunca me ha gustado tirar comida; lo evito siempre que puedo, y cuando veo que algún alimento se me va a estropear pronto, le doy salida como puedo inventando, experimentando, haciendo la cata de nuevos sabores, y decidiendo si vale la pena ponerlos en el blog o guardar el resultado para conmigo.
Ayer vi que dos ciruelas amarillas muy hermosas podían madurar excesivamente en 24 horas, también tenía un plátano en su punto, y uva blanca moscatel que había comprado por la mañana, y decidí preparar la macedonia que véis.
Para 1 copa necesité:
Lavé y mondé la piel de las ciruelas, hice lo mismo con el plátano y corté ambas cosas a pedacitos. Luego, cogiendo unos granos de uva, los partí por la mitad a lo largo, y con un cuchillo afilado les saqué las pepitas.
En un tarro de cierre hermético puse 1/2 copa de vino dulce Moscatel, 2 cucharadas de brandy, 1 sobre de azúcar avainillado (Lidl), también agregué 1/2 cucharadita de azúcar especiado que compré en Lidl para las anteriores fiestas navideñas, que casa muy bien con las manzanas horneadas y cualquier mezcla de fruta; y cerrando el frasco lo agité disolviendo las tres cosas. Regué con ellas las frutas ya puestas en una copa o cuenco a servir, las espolvoreé con un poquito de menta fresca, y cubriéndolas con papel film las dejé macerar en el frigo un mínimo de 2 horas y un máximo de 3.
(Al degustarla deseché la menta que ya había dejado su aroma y sabor)
Podéis sustituir las especies navideñas por canela y vainilla en polvo, y azúcar moreno o blanco; o incluso miel o sirope de ágave.
Hummm... dulce como la miel, en este caso dulce como el Moscatel.
Nos leemos amig@s, gracias por acercaros a esta ventanita.
MIL BESOS :))))


En la terracita, los rayos solares de otoño, siguen brillando entre días nublos y lluviosos.
La alternancia de luz y de oscuridad por la neblina mañanera, que aparece y que se esfuma formando parte de la magia de la VIDA cambiante e indestructible, nos acerca paso a paso al mediodía con el obsequio del baile de alguna mariposa blanca, algo frecuente en esta época en mi pueblo, que en un vuelo rápido y delicioso, desaparece al mismo ritmo que un milagro.
Al atardecer las nubes densas y potentes, dejan caer alguna gota llena de estímulos de vida, llena de pulcritud en el afán de limpiar el ambiente y devolverle la pureza perdida.
Ya entrada la noche, la luna se asoma entre los pinos, haciéndoles un guiño con su luz; diciendo sin palabras, que ahora es ella la dueña y señora del momento.
De madrugada, algún murciélago despistado, revolotea buscando no se que; quizás algún lugar entre las sombras, antes de resguardarse de la luz del amanecer.
MADRUGADA, DÍA, NOCHE, notas de VIDA, notas de LUZ entre las SOMBRAS :)))
Conxita. B. 


Receta, preparación, prosa poética y Fotos para este blog: Conxita
Fotos Fruta: aquí aquí y aquí

9 comentarios:

  1. ME ENCANTA!!!LA MIA DESPUES DETODAS LAS FRUTAS LE PONGO VINO QUINADO...
    PASAS Y ESTA PARA COMER UN MONTON .
    SALUDITOS

    ResponderEliminar
  2. Què bonic, Conxita, la dolçor de la fruita i de les teves paraules que pinten imatges de tardor precioses. Petons.

    ResponderEliminar
  3. Y yo sin palabrasssss.....que bien escribes querida amiga....la macedonia me encanta pero....añadida a ese bonito poema....ya no se si aplaudirte por la receta o por el escrito....sabes, por todo lo que haces mereces mi más grande admiración !!!!!!!!!!!!
    Mil besitos preciosidad, no dejes nunca de ser tan auténtica !!!!

    ResponderEliminar
  4. No sé que esta mejor el poema o la macedonia.... Me gusta!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho la fruta y si me la sirven de esta manera tan deliciosa no te digo nada....
    Gracias por tu relato Conxita.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  6. Estupenda idea para aprovechar esa fruta madura antes q se estropee. Me apunto ese azúcar especiado para darle un toque a mis postres de fruta. Un saludo !

    ResponderEliminar
  7. Una macedonia buenísima y una grata sorpresa tu escrito, ha sido la guinda de tu publicación!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué rica, completa y refrescante! Con este otoño tan cálido ¡apetece!

    B7sssss

    ResponderEliminar
  9. Hola :) paso por aquí después de estar mucho tiempo desaparecida del mundo bloguero.

    Como siempre me ha encantado tu receta, probaré tu macedonia dulce, pues me encanta la fruta.

    En estos días he realizado cambios de cuentas y de blog, etc. por eso te vuelvo a seguir esta vez con la cuenta actual. Muchos besitos!!

    ResponderEliminar