viernes, 22 de agosto de 2014

FALSA BRUSCHETTA


Mis querid@s amigos; llevo mas de 15 días haciendo de canguro de las gatitas de mis chicos que se fueron de vacaciones a Nueva York.
Todos sabemos que los gatos son ligeros de reflejos tanto para bien como para mal; y desde luego que ha sido una gran responsabilidad lograr que no cayeran en la tristeza por añoramiento; procurar que comieran su ración diaria y bebieran su agua, teniendo en cuenta las altas temperaturas; limpiarles su cama de arena para que permaneciera limpia; ya sabéis que son muy escrupulosos. Y lo principal bajo mi parecer ha sido intentar tener contacto directo con ellas; es decir acariciarlas y decirles palabritas cariñosas sin subir demasiado el tono de voz, porque los gatos aman el silencio.
Lo que en princípio me parecía una odisea, se ha convertido en un buen hábito, que no una rutina; sino que tanto ellas como yo hemos intentado un acercamiento que poco a poco ha dado sus frutos, porque la tigresa de la casa que siempre que intentaba acariciarla me sacaba las uñas, ahora se ha convertido en un "perrito" fiel y condescendiente; hasta tal punto que junto a su compañera cuando llego a casa y después de abrir la puerta, bajan corriendo a recibirme en un acto de amistad que para mi no tiene precio y mientras escribo a mi hija las novedades diarias por wassap, refriegan su cabecita por mi móvil y mi mano, en un acto de cariño que me emociona.
Pero bueno, yendo a la recetita de hoy, tengo que deciros que hace unos días recogí el primer tomate del huerto urbano de mi hija y yerno; porque entre otras cosas tambien me hago cargo de las dos terrazas y su vegetación. Tomate corazón de buey que no tiene punto de comparación con los que han sido tratados con pesticidas y abonos químicos, ya que su textura y sabor son deliciosos. Y dado que los chicos están tan lejos, pues no me quedo más remedio, que cogerlo, jaja, hacerle una foto, mandársela a ellos y decirles que la fortuna me sonreía porque aquella misma mañana me lo llevé a casa. (la verdad es que mi hija ya me había dicho que cogiera las berenjenas, pimientos y tomates cuando estuvieran en su punto para disfrutarlos) y así lo hice.
Ya en mi cocina, tenía el tomate en la encimera, y pensaba de que manera lo podía degustar y hacerle el homenaje merecido. 
Y se me ocurrió esta receta que véis que fué una cena super ligera; pero ante todo rica, porque el sabor de este tomate es de los que dejan huella. Además esta falsa bruschetta, no necesita nada más que lo que lleva; porque la mayoría de veces, la sencillez da como resultado un sabor lleno de matices  que logra que valoremos el ingrediente principal tal como merece, y lo degustemos con verdadero placer.
Acompañé el plato con uno de mis refrescos preferidos al que yo llamo cariñosamente POCO; entre otras cosas porque sabe a poco, y luego porque las dos primeras sílabas son el comienzo de su composición, es decir mitad zumo de PO-MELO ROSA, y mitad CO-CA COLA sin cafeína; probad amigos, probad y veréis que no miento al decir que sabe a poco porque es delicioso.
RECETA DE LA FALSA BRUSCHETTA para 1 persona:
Empezaremos picando a cubitos un tomate carnoso y lo pondremos en un bol mediano, le agregaremos sal, pimienta blanca, 1 ajo picadito sin el germen interior, aceite de oliva virgen y una hojita de albahaca fresca picada. Mezclaremos muy bien estos ingredientes y los dejaremos macerar en el frigorífico por espacio de 20 minutos.
En el momento de montar el plato pondremos 3 rebanadas (las tres de una vez) en la tostadora, las trasladaremos a un plato y las cubriremos por encima con la mezcla refrigerada, decorando con otra hojita de albahaca.
Hummm exquisita amigos, y tan fácil!!!
OS DESEO UN FIN DE SEMANA LLENO DE ALEGRÍAS Y BUENA COMPAÑÍA QUERID@S... Nos leemos :)))

Es mostra IMG-20140821-WA0001.jpg.
Idea, preparación y Fotos para este blog: Conxita

7 comentarios:

  1. Dice el veterinario de mis gatos, que estos son como sus dueños, leyendo tu relato y sabiendo por tus comentarios como son tu hija y tu yerno... creo que tiene razón.
    De los tomates del huerto, también te puedo decir... que tienes todo la razón, nada que ver con los de la tienda... y amiga mía, tú lo has empleado divinamente.
    Un biquiño y buen finde

    ResponderEliminar
  2. Que bien que lo pases estupendamente con los mininos, son muy cariñososs y como tu dices les encanta estar trankilos y silenciosos, yo he tenido el de mi hija una temporada mientras se divorciaba. Por cierto una receta sana sanísima huuuu.Besoss cielo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Conxita!!!! Qué gustó para la vista visitarte y contemplar estas maravillosas fotos, llenas de colorido;))
    Leer tu entrada, y disfrutar contigo de ese delicioso tomate...ummmmh!!!!
    El placer de las pequeñas cosas no tiene precio:)
    Besitos cariñosos;))

    ResponderEliminar
  4. Mi querida amiga, es tan facil hacer amistad contigo, que esos gatitos ahora estan en la gloria, tu lo que mas sabes es hacer felices a los que tienes cerca, y eso los animales lo notan casi mas que las personas, hay tienes la prueba de como te quieren. Bueno cielo la receta con esos ricos tomates del huerto de tu hija todo un manjar, un bocado de lujo. Mil besicos mi Reina

    ResponderEliminar
  5. jajjajaja Por fin llegó la Bruschetta! te ha quedado de lujo, con ese tomate de huerto ecologico seguro que estaba de lujo, es que este plato es sencillo pero espectacular cuando los ingredientes son de primera, verdad? Me ha encantado la historia de los mininos, seguro que has disfrutado de ellos y ellos de ti. Un beso guapa!

    Les receptes que m'agraden

    ResponderEliminar
  6. Madre mía, con esa delicia de tomate de cosecha propia, tiene que estar de muerte esa falsa bruschetta...
    Ya veo que te has ganado el corazón de los gatitos.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Como no te van a querer esas gatas si eres un encanto de persona, ellas han sentido tu cariño y buen hacer y no han tenido más remedio que quererte. Conxita, mientras leía la receta se me ha hecho la boca agua, casi podía saborear ese tomate tan delicioso que has usado en la falsa bruschetta.

    Besos!!

    ResponderEliminar