EL CALDO BLANCO DE MI MADRE (escudella catalana, receta Navideña)




Creo que por años que pasen nunca olvidaré el aroma que bailaba por toda la casa con el caldo blanco que preparaba mi madre.
Degustábamos aquella maravilla el día de Navidad y repetíamos al día siguiente en la Festividad de San Esteban, y si había quedado poco, por aquello de que éramos muchos; nos peleábamos literalmente hablando, por conseguir llenar aunque solo fuera un culito del plato de la magnífica "escudella".
Mi madre ya pasó a otra dimensión, pero el aroma de su caldo blanco, perdurará en mi memoria hasta que vaya a reunirme con ella.
Ahí os dejo con los ingredientes que ella utilizaba.
Para 3 personas:
1 trozo grande de pollo o de gallina (al gusto)
1 puerro
1 zanahoria
2 patatas
2 tiras de apio
1 nabo pequeño
1 chirivía pequeña
1/4 de col blanca de invierno
1 pilota: carne picada de cerdo y ternera, 1 loncha de tocino blanco sin corteza y picada, 1 huevo, miga de pan remojada en leche,1 ajo y perejil picados, sal y harina
1 hueso de jamón blanco (curado en sal)
1/2 paquete de pasta de "galets"grandes
1 litro y 1/2  de agua
sal
pimienta
Preparación:
Preparar la pilota (pelota) amalgamando las carnes picadas con el huevo, ajo y perejil, la miga de pan, la sal y si se quiere un golpe de pimienta. Darle forma de pelota ovalada y rebozar en harina. Reservar.
Lavar, pelar y cortar la zanahoria, el puerro, el nabo, la chirivía y el apio. Poner en una olla adecuada junto con la gallina o el pollo y el hueso blanco. Añadir el agua y la sal correspondiente teniendo en cuenta que el hueso salado ya la lleva. Dejar hervir por espacio de 1 hora espumando de vez en cuando. Añadir entonces las patatas peladas y cortadas, la col blanca y la pilota, rectificar de sal si es necesario y dejar cocer 1/2 hora o un poco más.  Pasar el caldo resultante por un escurridor, y servir con galets : pasta grande de  trigo duro en forma de zueco que habremos hervido por espacio de 15 minutos; queso emmenthal rallado (costumbre de mi casa), y si se quiere con mini albóndigas de carne hechas con la misma farsa de la pilota o con la típica "pilota" catalana. Se le pueden añadir garbanzos, pero por Navidad mi madre no se los ponía; al igual que las verduras y la gallina que las guardaba para hacer unas croquetas al día siguiente. De segundo plato servía el pollo relleno de salsichas, carne picada y frutas secas y de postre los típicos "turrones"
Amigos, espero que si lo preparáis recordeis a Teresa, una mujer trabajadora, honrada y dedicada a su familia, a sus menesteres y a su cocina.




Desde buena mañana y andando un buen trecho, mis padres mi hermano y yo llegábamos a la casa de mis abuelos maternos el día de Navidad; y mi madre poniéndose el delantal adelantaba las tareas en la cocina. En un par de horas, el "caldo blanco de mi madre"llenaba con su aroma todas las estancias de la casa. Mientras; se preparaba la mesa; y hacia el mediodía llegaba la família al completo y degustábamos todos los manjares con alegría y para todos los gustos: el caldo, el pollo relleno, los canelones, luego se comía el turrón duro, el blando, el de frutas y las típicas "neulas". Una vez saciados y en una concordia y bienestar generalizados, mi abuelo iba a su despacho, y de un armario cerrado con celo, sacaba su acordeón para deleitarnos ya desde el pasillo con sus melodías y su sensibilidad. En el comedor, todos lo observábamos escuchando atentos, y mis ojos de niña, sabían definir muy bien la bondad y el misterio que emanaba de aquel hombre inteligente, culto y "especial". Las melodías finalizaban y toda la familia se fundía en un aplauso para agradecer aquel momento. Y era entónces cuando los más pequeños subidos en lo alto de una silla recitaban los versos navideños para que luego cada familia les diera unas monedas en compensación. Contentos y motivados, todos nos levantábamos para ir al salón, y delante del "Pessebre" atizábamos el "tió" hasta que alguna "mano generosa" dejaba caer con disimulo desde atrás del tronco de madera, un regalo personalizado y cantábamos las típicas "Nadalas"(canciones Navideñas) entre risas y desafinos.
No se si eran tiempos mejores, pero si que eran tiempos de complacencia y de agradecimiento, de familiaridad y de Paz, y a veces en mi recuerdo los echo de menos... si amigos... mucho de menos.
BESOS de Conxita :)





Receta y Foto central de mi madre Teresa
Preparación, y Fotos para este blog: Conxita

Comentarios

  1. Qué guapa, guapa, guapa era tu madre, y qué elegante.
    Has tenido a quién parecerte... ;)

    ResponderEliminar
  2. The soup looks delicious. And, I love that pasta.

    ResponderEliminar
  3. A base de este caldo podría vivir todo el año, por lo delicioso y reconfortante que es!!! Mmm, parece que pueda olerlo a través de la pantalla... :)

    Un besitoo!!

    ResponderEliminar
  4. Oh my goodness, I'm drooling! This looks so delicious! Can't wait to try it!

    ResponderEliminar
  5. Hola Conxita!

    Que rico este caldo con los galets, que me gustan tanto , los canelones...etc.

    Creo que eran unos tiempos más sosegados, hoy se vive muy en la cresta de la ola: por lo que estos niños...Son los niños horizontales, que quiere decir que al trabajar las mayoría de las madres.Cuando se van a la faena y cuando vuelven.La mayoría ya estan dormiditos...Y quedan muchos aL cuidado de las abuelas o de otras personas.Y esto es... lo que esta haciendo que se pierdan un poco las tradiciones.

    -Bonita foto, y cuantos recuerdos!, que bonito! es... poder recordar siempre anédoctas y pasajes de nuestra vida...De nuestros seres queridos.

    Feliz día Conxita.

    ResponderEliminar
  6. Buenos días Conxita: Que bonita entrada, un bonito homenaje, te sigo diciendo que me encanta como escribes, haces unos relatos preciosos que en cuanto lees tres lineas te metes en situación y solo tienes que dejarte llevar por la pasión y ternura que imprimes en ellos.
    El caldo blanco con esa pelota, me parece de lo mas sugerente, dan ganas de meter la cuchara y como te digo, me he metido tanto en situación que estoy percibiendo su aroma, uhmnnnn¡¡¡¡ simplemente delicioso.
    Gracias por pasarnos una receta tan entrañable y navideña.
    Un abrazo QUERIDA AMIGA¡¡¡¡

    Pedro

    ResponderEliminar
  7. Conxita, me has puesto los pelos de punta de ver cómo recuerdas cómo pasabas el dia de navidad en casa de tus abuelos, con tu mamá haciendo este fantástico caldo.

    Es sin duda el recuerdo de la niñez lo que hace que esta receta te haya salido de autentico lujo!!!

    Un besito preciosa!!!

    ResponderEliminar
  8. Ese caldo blanco, cuantos recuerdos y emociones, Conxita tenias una madre guapísima, cuanto se echan de menos cuando faltan, pero es ley de vida y no puede ser de otra manera.
    Esa escudella es reconfortante, da ánimos y calienta el cuerpo, que no es poco.....me encantaaaa!!!! Besossssssss........un montón!!!

    ResponderEliminar
  9. Bonita historia, bonita receta y bonitos recuerdos Conxita. Un besin.

    ResponderEliminar
  10. Precioso y muy emotivo post, me encanta, ese caldito blanco es una delicia. Que recuerdos tan bonitos y que madre tan guapísima.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. Ha sido un hermoso post con una excelente receta. Sí, tu madre, una belleza. Celebro tus recuerdos!
    Un beso,

    ResponderEliminar
  12. ay que bonitos recuerdos eh...que añoranza verdad? pues el caldo nunca lo he probado pero que quieres que te diga,se ve una autentica delicia!
    saluditos.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué guapa que era tu madre! Y su foto está rodeada de cosas bonitas y con gusto. ¿Será que pertence a ese mundo? Besos. ¿Qué tal sigues?

    ResponderEliminar
  14. Una entrada preciosa y un caldo estupendo pero la verdad TE es que esta vez me gusta más tu relato que la receta.. y eso que la receta es estupenda. :) Me as llegado enormemente y tu madre era muy guapa.

    ResponderEliminar
  15. Que guapa tu madre Conxita! Me has emocionado con tu entrañable entrada...he retrocedido en el tiempo y me ha gustado.
    La receta , no la he probado, pero por lo que leo, tiene que estar buenisima!
    Besitosss guapetona.

    ResponderEliminar
  16. Me has dejado sin palabras, este post es muy bonito y se nota que lo has preparado con el corazon , en casa gastamos mucho ese tipo de pasta ya que mi cuñado es Italiano y las rellena ya os contare .Un gran beso y sigue ilusionandonos con tus recetas.

    ResponderEliminar
  17. BUENAS NOCHES A TOD@S.
    GRACIAS otra vez por vuestra COMPAÑÍA.
    Me ha encantado leeros!!!
    A mi me EMOCIONÁIS TODOS VOSOTROS, y es por esto entre otras cosas por lo que sigo aquí.
    MIL BESINES y mañana tambien recetita navideña...
    Que descanséis:)

    ResponderEliminar
  18. BONA NIT CONXITA!!!,EL BROU DE NADAL!!!!!
    Tal como tu dices que bellos recuerdos, y que buenisimo ue es el caldo que hacen nuestrs madres, en mi casa tengo la suerte de que el caldo todavía lo hace mi madre y está SUPERIOR.
    BESOS Y HASTA MAÑANA

    ResponderEliminar
  19. Ahora lo entiendo todo, de casta le viene al galgo, los genes... tu hija, también los ha heredado. Vaya familia de guapas!!!
    El brou de nadal, miles de historias seguro que rodean platos de caldo como ese, con esos galets que ya creaban escuela hace décadas.
    Bonita entrada, muy bonita.
    Un plato de galets flotando, llenos de besos para ti.

    ResponderEliminar
  20. Hola Conxita, que ha gustado mucho tu relato.
    Esta escudella es una de las mejores y m
    ás si es la receta familiar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Hola Conxita qué hermoso homenaje a tu querida mami Teresa en los càlidos recuerdos de tu infancia por Navidad. Gracias por evocar las entrañables y alegres tradiciones que enumeras, como la del tiò. Me parece percibir contigo los tenues aromas de ese manjar blanco que preparaba tu guapisima madre y las notas del acordeòn de tu inspirado abuelo (también yo recuerdo con mucho cariño al mìo). Se oye la alegrìa de los niños recitando los versos, cantando juntos, abriendo regalitos y...comiendo el turròn. Toda una atmòsfera, toda una vida!!! pero no nos pongamos nostàlgicos, no... ahora comprendo de dònde te viene esa sensibilidad especial Ternura
    Un abrazo guapa
    Chusa

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué tiernos recuerdos y qué bonito homenaje a tu madre! No conocía tu blog, y gracias a tu paso por el mío, he podido llegar hasta aquí y compartir este precioso retazo de tu vida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. M’has fet plorar, quins bons Nadals .Que Deu et beneeixi a tu a la teva família.
    (me has hecho llorar, que buenas Navidades. Que Dios te bendiga a ti y a los tuyos)

    ResponderEliminar
  24. MUCHAS GRACIAS TECNO, y aunque no acostumbro a publicar COMENTARIOS ANÓNIMOS, es decir de personas que no se identifican y que no tiene BLOG por un escarmiento que tuve hace meses. Hoy hago una excepción
    MIL GRACIAS AMIG@!!!

    ResponderEliminar
  25. Hola Conxita, ni me conoces ni te conozco. He dado con este blog buscando recetas. Ésta de la que hablas la conozco porque mi marido es catalán y hemos vivido todas esas tradiciones, aunque ahora vivimos en Andalucía. Estaba a punto de cerrar la pestaña, pero al final me he decidio a escribirte unas humildes palabras. Tengo 31 años, pero de un tiempo a estar parte vivo con nostalgia muchas cosas del pasado, y es que conforme cumplimos años, valoramos más el calor y el valor de la familia. Me has hecho llorar con lo que has escrito. Casi he podido degustar la pilota y oler el caldito, que tan bien le quedan a mi suegra. Gracias por hacer aflorar sentimientos buenos y tiernos que, sobre todo en estos tiempos que corren, parecen estar de vacaciones en un lugar lejano, por desgracia. Un saludo. Sandra.

    ResponderEliminar
  26. ALEJANDRA... GRACIAS A TI... CUIDATE!!! :)

    ResponderEliminar
  27. Conxita, supongo que el año pasado todavía no nos seguiamos porque no había visto esta entrada.......es muy emotiva y se nota en tus palabras tanto amor.....me ha encantado

    un petonet

    ResponderEliminar
  28. LIDIA TESORO!!!
    Supongo que no, pero este caldo saldrá año tras año, así que BIENVENIDAS TUS PALABRAS!!!
    UN ABRAZO GRANDE :)

    ResponderEliminar
  29. Hola, tu relato ha sido como verme a mi en mi primera infancia,el dia de Navidad en nuestra casa de BARCELONA. Muchos años despues,habiendo pasado por el proceso de la emigracion, hecdec decirte que, no importa donde, en mi casa, aun despues de no estar ya mas mis padres, siempre,siempre el dia de Navidad,como este año, en Galicia, en mi mesa se celebrara con la entrañable "sopa de Navidad ".
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  30. FLORINDA... me alegra saber que has rememorado momentos dulces y en buena compañía.
    MIL GRACIAS POR TUS PALABRAS. FELIZ NAVIDAD!!! :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

POLLO AL LIMÓN (Receta de Terelu Campos)

FRASES DE CUMPLEAÑOS 2016